Oxalis Triangularis + Maceta M
Oxalis Triangularis + Maceta M
Oxalis Triangularis + Maceta M
Oxalis Triangularis + Maceta M
Oxalis Triangularis + Maceta M

Oxalis Triangularis + Maceta M

Vendedor
Hyiedra
Precio habitual
$16.000
Precio de oferta
$16.000

Antes de hablar sobre los cuidados de la oxalis triangularis, es importante que conozcas su ciclo de vida. La planta mariposa es una planta estacional lo que significa que se marchita en invierno y su parte aérea (si le proporcionamos las condiciones adecuadas) resurge en primavera. 

La Oxalis crece a partir de bulbos y es normal que con la llegada del frío sus hojas se sequen, por lo que si esto te sucede no te preocupes porque es absolutamente normal. Con el invierno la planta mariposa entra en un periodo de reposo durante el que tendremos que detener completamente los riegos.

Necesita recibir mucha luz y se sentirá la mar de a gusto en cualquier espacio con alta iluminación incluso con algo de sol directo. Es posible que en lugares con poca iluminación la oxalis salga adelante pero lo hará reduciendo su parte aérea, teniendo menos hojas y tallos más débiles.

La planta mariposa procede de Brazil y está acostumbrada a temperaturas más bien frescas. Para mantenerla en buen estado tendremos que proporcionarle una temperatura de entre 15 y 28 grados.

Lleva muy mal tanto las altas como las bajas temperaturas y los extremos de frío o calor pasarán factura a tu Oxalis haciendo que las hojas se marchiten o se tornen mustias.

Cuando la planta entra en descanso vegetativo (es decir en los meses de más frío y cuando la planta ya se ha secado) sus necesidades de temperatura cambian y necesita climas fríos de entre 6 y 10 grados para que sus bulbos se mantengan en buen estado.

La oxalis triangularis necesita riegos moderados. No le echaremos agua hasta que el sustrato se haya secado. Para comprobar correctamente el nivel de humedad del sustrato, introduce el dedo en la tierra porque puede ser que la capa superficial esté seca pero que por dentro la tierra esté mojada.

 Cuando llegue el invierno y la planta mariposa entre en descanso vegetativo suspenderemos por completo los riegos hasta la primavera.